sábado, 17 de abril de 2010

¡EL TUMI DE ORO EN NUESTRAS MANOS…!


El nuevo Sol puesto en circulación. La imagen del Tumi de Oro es una excelente réplica del original...


El famoso Tumi de Oro, aquel cuchillo ceremonial utilizado por el inca en la representación anual del Inti Raymi en el Cusco, está al alcance de nuestras manos.


Actualmente constituye la figura simbólica del nuevo Sol que acaba de acuñar y poner en circulación el Banco Central de Reserva del Perú.


Es una moneda muy bien lograda que podemos recibir en cualquier transacción comercial, cuya producción alcanza los diez millones de unidades.


El metálico corresponde a la primera producción de la serie numismática Riqueza y Orgullo del Perú que irá saliendo periódicamente al mercado.


Su empleo no servirá para reemplazar a los que están en circulación, pues se realiza en forma simultánea con los existentes


El Tumi de Oro es la representación del mitológico personaje llamado Ñaylamp quien, según la tradición, llegó con su séquito a las costas norteñas donde fundó la ciudad de Lambayeque, derivada de su nombre.


La hermosa pieza de orfebrería fue considerada como la obra de oro más admirada de la arqueología nacional y se exhibía en el Museo de Antropología y Arqueología de Lima hasta el año 1881, en que fue robada. Jamás se supo más de ella.


En su época, era usada como instrumento de hoja corta en forma de semi luna, con la empuñadura escultórica de Ñaylamp.


La moneda de un Sol con el Tumi de Oro es una aleación de alpaca, pesa 7.32 gramos, tiene un diámetro de 25.5 milímetros, canto estriado y el año 2010 como fecha de emisión.


Aquella particularidad de mostrar una figura emblemática de la cultura pre hispánica nacional, la convierte en una especie de colección.


Debido a su valor histórico y peculiar diseño, es uno de los souvernir o recuerdos preferidos por los turistas que nos visitan.

A propósito, el Tumi puede conseguirse en nuestro medio en diferentes formas, siendo el llavero el más popular.


Ahora, con la moneda de un Sol, existe una razón más para apreciar su calidad artística, tenerlo en nuestras propias manos y atesorarlo…