martes, 23 de noviembre de 2010

¡SÓLO QUEREMOS SEGURIDAD Y PAZ...!


El congreso peruano debe aprobar medidas urgentes para combatir la violencia en el país...





“No basta con hablar de paz.

uno debe creer en ella y

trabajar para conseguirla…”

(Eleanor Roosevelt)


El Congreso peruano ha sido estigmatizado en los últimos años. Se dice que sus integrantes casi nunca se ponen de acuerdo para aprobar una ley.


Por lo general, se enfrascan en discusiones intrascendentes. Las comisiones retrasan su accionar. Los informes son incompletos y cosas por el estilo.


Al final, aprobar una norma demanda semanas, meses y, en ocasiones, ni siquiera alcanzan a discutirse.


Sin embargo, hace muy poco los congresistas demostraron que, si se proponen, pueden adoptar decisiones unánimes con admirable prontitud.


Más que eso. Muy rápido. Como que sólo les bastaron apenas ciento veinte segundos para aprobar el dispositivo referido al presupuesto parlamentario del año entrante, sólo levantando la mano.


A nadie le pasó siquiera por la cabeza hacer alguna observación del apreciable incremento en más de ochenta millones de soles con relación al período anterior.


No. Fue a primera vista. Parece que estaban muy concentrados en asegurar la liquidación que recibirán dentro de ocho meses y eso era suficiente.


Ese comportamiento contrasta con el permanente pedido de organismos representativos de la colectividad liberteña que solicitan la adopción de medidas radicales para terminar con la inseguridad ciudadana que afrontamos y que, aparentemente, no ha tenido eco en nuestros representantes


Los diferentes jefes de la Tercera Dirtepol, la Coordinadora Regional de Apoyo a las Juntas Vecinales de Seguridad Ciudadana, los transportistas y el pueblo en general, reclaman la eliminación de los numerosos beneficios a quienes infringen la ley, así como la inmediata revisión y modificación del Nuevo Código Procesal Penal.


Tales planteamientos fueron formulados hace mucho tiempo. Sin embargo, da la impresión que se desconocen en el seno del parlamento. Mientras tanto, la violencia continúa su ritmo ascendente.


¿Es que acaso las denuncias por robo en Trujillo, que se incrementaron en más del cincuenta y cinco por ciento en los últimos meses, no son para tenerlas en cuenta…?


Todos quisiéramos que nuestros problemas sean expuestos y analizados en el hemiciclo y se aprueben medidas urgentes para impedir que el delito continúe extendiendo sus dominios en la región....


Sería diferente si supiéramos que se dictaminarán con la inmediatez que lo hicieron para dar el visto bueno a su presupuesto.


Pero nada de eso ha ocurrido. Y, esa actitud pusilánime de quienes están en la obligación de trasmitir nuestro sentir, termina por descorazonarnos.


Porque por encima de todo, está el interés de la colectividad liberteña que sólo exige seguridad para vivir en el ambiente de paz que hace un tiempo perdimos…




video

No hay comentarios: