martes, 4 de diciembre de 2012

¿QUÉ RECLAMA PERÚ ANTE LA CORTE DE LA HAYA…?

Croquis que explica con claridad la posición chilena y el reclamo peruano ante la Corte Internacional de La Haya...


Considerable porcentaje de las noticias en los distintos medios de comunicación durante estos días está dedicado a informar sobre la demanda del Perú ante la Corte Internacional de La Haya para fijar su frontera marítima con Chile.


Nuestro país presentó el reclamo en el 2008 y recién el último lunes inició la defensa de su posición en la fase oral de las deliberaciones que durarán dos semanas.


Pero, ¿Sabe usted qué es lo que realmente plantea el Perú…?


Se lo explicaremos en la forma más sencilla posible. Durante muchos años y hasta la actualidad los mapochinos defienden el límite en línea paralela al Ecuador.

Se apoyan en dos acuerdos pesqueros firmados en 1952 y 1954 que carecen del carácter de tratados.


La posición sureña perjudica al Perú, pues geográficamente América del Sur posee un lindero costero muy diferente a Chile.


Y, si se respeta la opinión de ellos, saldríamos perjudicados, como ocurre hasta ahora, con una superficie equivalente a treinta y cinco mil kilómetros cuadrados dentro de las doscientas millas marítimas.


Lo que Perú solicita en Holanda es el trazo de una línea oblicua que debe proyectarse por sentido lógico.


El planteamiento de los especialistas peruanos adquiere mayor crédito y valoración jurídica porque en ningún punto atenta contra los intereses de nación alguna.


Es oportuno indicar que, luego de esta etapa de exposición de propuestas de parte de ambos países, habrá que esperar medio año para que el tribunal supremo emita su decisión.


Igualmente que en el momento actual y desde hace varios años, las relaciones entre Perú y Chile se han incrementado sobremanera hasta conformar una comunidad internacional fraterna.


Qué decir del intercambio económico que incluso facilita el funcionamiento de empresas, bancos y centros comerciales en tierras peruanas.


Por esa razón, auguramos que el fallo final sea aceptado en forma razonable e inteligente.


Mientras tanto, los presidentes de los dos países se han comprometido respetar el fallo de la Corte con frases que vale la pena perennizar.


“Cerrado este caso podremos reformar el proceso de integración política, económica y social que ya venimos impulsando…”, ha dicho Ollanta Humala.


Por su parte, Sebastián Piñera acotó: “El término de este diferendo concederá a chilenos y peruanos una gran oportunidad para renovar nuestras relaciones y abrazar juntos, con convicción y coraje, la agenda del futuro que debe ser de amistad, colaboración, progreso y paz…”